• Jair Lázaro

6 tips para mantenerte produciendo.

Actualizado: abr 18



Uno de los problemas más frecuentes para los que producimos desde nuestra casa, es el no encontrar tiempo para producir. Si estás en la escuela, siempre habrá tareas, proyectos o exámenes para los cuales prepararse. Si estas trabajando tienes horarios que cumplir y tal vez regreses muy cansado como para ponerte a conectar todo, hacer una nueva sesión y después comenzar a grabar. O simplemente te engañas diciendo que grabarás todo el fin de semana, pero realmente es cuando quieres descansar, estar con las personas que quieres, salir a pasear, etc.


McGuire, (2017) menciona que el mundo es mejor gracias a la música y si tu eres feliz haciéndola, deberías hacer todo lo posible por asegurarte de que seguirás haciéndola el resto de tu vida.


Entonces, ¿cómo encontramos tiempo para hacer música?


Aquí te van 6 tips para que puedas producir más música este año:


1. ¿Realmente te gusta hacer música?

Antes que nada, debes de ser capaz de responder esta pregunta, si realmente es una prioridad para ti, nada te impedirá hacerlo, ni sacrificar unas horas de sueño o tus fines de semana. Seamos realistas, es el consejo más importante que te puedo dar para comenzar ya que, si no es tu prioridad o algo que realmente te apasiona, no importan los siguientes tips que te dé, no servirán de nada si realmente no tienes las ganas de hacerlo. Si tu respuesta es no o mas o menos, por favor deja de leer, estos tips no son para ti, si tu respuesta es un gran si, ¡entonces sigamos!


2. Encuentra un espacio donde puedas dejar todo montado.

Casi todas las personas que comienzan realizando su home studio empiezan en su cuarto, pues es un espacio personal en el que tienen algo más de control, sobre todo si aun vives con tus padres o si compartes la casa con roomies. Haz un espacio donde puedas tener una mesa con tu computadora, tu interfaz, tus audífonos y al lado tu micrófono ya listo en el pedestal y conectado a la interfaz. Lo que me lleva al siguiente tip.


3. Nunca desconectes lo más difícil o tedioso de conectar.

Deja todo listo para que solo tengas que llegar a prender tu equipo y cuando no lo estés usando, apágalo bien y desconéctalo de la luz para que no consuma electricidad, pero el sistema en sí, mantenlo conectado para que solo tengas que conectar un cable la siguiente vez que lo necesites, si eres como yo que odia conectar el micrófono, ponerlo y montarlo, déjalo ahí y no lo muevas, solo asegúrate de sacudirlo una vez a la semana y darle pasarle un poco de aire con un atomizador. La idea es que no tengas que estar desconectando y volviendo a conectar, pues en el proceso puede que se te olvide lo que querías grabar, te aburras, se te haga pesado y ya no lo quieras hacer, desconecta lo menos posible.


4. Ten tu instrumento base afuera, siempre.

¡Así es! Que eso ni si quiera sea una excusa, no tienes que sacar tu guitarra del estuche, tu bajo, o buscar tu teclado, déjalos listos para que los conectes y los puedas empezar a usar, sobre todo si te inspiras más haciendo primero la música.


5. Mantén los niveles de tu interfaz listos.

Después de cierto tiempo de estar grabando, te darás cuenta de que ciertos parámetros no cambian, sobre todo si no te mueves del mismo lugar, así que, si por ejemplo tienes una interfaz de 2 canales como mi focusrite, destina un canal para que siempre sea el de la guitarra y otro canal para que siempre sea el de la voz. Ya que los tengas, deja los parámetros de volumen del preamplificador listos para que puedas comenzar a grabar, después puedes hacer pequeños ajustes si los necesitas, pero te darás cuenta con el tiempo que se pueden quedar casi siempre en el mismo lugar.


6. Haz un esqueleto de sesión en tu software.

Un esqueleto de sesión es un proyecto vacío en tu software, sin ningún audio grabado, pero con todos los canales que normalmente utilizas listos para comenzar. Entonces si ya sabes que cuando compones música, te gusta tener dos canales para guitarra acústica, dos canales para guitarra eléctrica, un canal para un solo, un canal para batería digital, un canal para bajo, un canal para piano y un canal para voz. Deja todo eso listo para que ya solo los selecciones y les piques grabar. Así te puedes concentrar en la base y ya después experimentar con más canales o tal vez más instrumentos virtuales. Incluso puedes dejarlos listos los volúmenes que normalmente utilizas, los paneos y hasta los procesadores de dinámicos y efectos si ya has usado algunos. De esta forma incluso mantendrás consistencia en tus grabaciones y cada vez que vayas a grabar algo nuevo, simplemente haz una copia del esqueleto de sesión a una nueva carpeta donde vayas a guardar todo lo de tu nueva canción, ábrelo y estarás listo para grabar. Si utilizas “cubase” como tu software de grabación, de acuerdo con la compañía incluso cuentan con un apartado diseñado específicamente para realizar plantillas de proyecto en el mismo programa. (Steinberg, 2019).


Espero que te hayan sido útiles estos tips para mantenerte produciendo, es importante mantener un espacio listo que nos invite a producir, que sea más sencillo realizarlo y que solo nos enfoquemos realmente en lo que nos gusta, hacer música.


Volviendo al primer punto recuerda, ninguno de ellos servirá si realmente no te apasiona hacer música, a pesar de todos ellos, puede que de repente se te ocurra una gran idea y comiences a grabar y te inviten a salir o ya sea tarde y te quieras dormir, son esos momentos donde ahora si depende de ti, ¿qué es lo que prefieres hacer? No tiene nada de malo que salgas o descanses, pero recuerda que hay alguien en la misma situación que tu o en una más difícil que, si esta despierto haciendo música o se levanta más temprano porque en la noche no tiene tiempo, ahí afuera hay alguien que cancela reuniones para sacar adelante esa idea o practicar un poco más. Incluso puede ser tu vecino y ni si quiera te estás dando cuenta. Pero cuando pase el tiempo y veas a esa persona en una entrevista en televisión, ganando un Grammy, saliendo en las notas de internet o los blogs de moda, no te atrevas a decir que fue suerte o que tu no pudiste haberlo logrado. Esa persona es una en un millón que logro hacer lo que todos quieren y tuvo que hacer lo que nadie quiere hacer para lograrlo. ¿Vas a ser tu esa persona? ¿Qué tanto lo quieres?


Link de afiliado de amazon:


Puedes conseguir una interfaz como la mía en este link: https://amzn.to/3dgCgTf

© 2023 by Jair Lázaro. Proudly created with Wix.com